Sevilla

Sobre SEVILLA

CIUDAD ICONO Y PUENTE CULTURAL: TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Capital de Andalucía, ciudad romana, árabe, renacentista, barroca, americana, mariana, flamenca, torera, moderna, festiva, luminosa, perfumada, marinera, tradicional, hospitalaria, graciosa, cosmopolita, religiosa... Una de las grandes ciudades de España y conocida en todo el mundo por su belleza y su arte.


Sevilla cuenta con 688.811 habitantes en 2018, por lo que es la ciudad más poblada de Andalucía, la cuarta de España después de Madrid, Barcelona y Valencia y la 32.ª de la Unión Europea. En IMMERSIA nos apasiona Sevilla y por eso queremos acercarla a aquellas personas que aprenden la lengua y la cultura españolas. Su casco antiguo es el más extenso de España y uno de los tres más grandes de Europa dejándonos joyas arquitectónicas y culturales que toda persona debe disfrutar. Así pues, Sevilla es, además, la ciudad con más monumentos catalogados en Europa.


Desde sus influencias musulmanas, que trajeron luz a Andalucía cuando el resto de Europa estaba sumida en las tinieblas de la Edad Media, hasta el punto álgido de la etapa colonial española y las riquezas que llegaron de América, un paseo por Sevilla te mostrará el esplendor de sus épocas doradas.



Pasión, arte y compromiso por la TRADICIÓN


Resultaría imposible encontrar en una urbe tantos, tan variados y tan singulares monumentos y lugares de gran belleza como la Giralda, la Catedral, los Reales Alcázares, la Torre del Oro, el Patio de los Naranjos, la Maestranza, la Casa de Pilatos, la Plaza de España, el Parque de Marí­a Luisa, el Teatro de la Maestranza, el Palacio de San Telmo, el Archivo de Indias, el Barrio de Santa Cruz, la Lonja, el Palacio Arzobispal, la Fábrica de Tabacos, el Ayuntamiento, el Palacio de las Dueñas, la Torre de Don Fadrique, las Murallas, la Basí­lica de la Macarena, el Museo de Bellas Artes, el Museo de Arte Contemporáneo, la Alameda de Hércules, el Barrio de Triana, los puentes sobre el Guadalquivir, la Cartuja y las instalaciones de la Expo 92, los edificios de la Exposición de 1929, la Casa de Luca de Tena, los patios de sus casas tradicionales, los balcones y rejas, y un sinfín de iglesias, conventos y detalles que convierten su centro histórico en un museo al aire libre.


Si a todo ello le añadimos sus tabernas, su gastronomía, sus fiestas y la gracia y hospitalidad de sus gentes, nos resulta un conjunto lleno de colorido, dramatismo, luz, música, alegría, tradición y modernidad, difícil de igualar. Sevilla te catapultará hacia el mundo: APRENDER ESPAÑOL EN SEVILLA TE PUEDE LLEVAR A LO MÁS ALTO.



Share